Deja un comentario

Presencia anárquica en manifestaciones a 42 años desde el inicio de la Dictadura en Chile.

 

En solidaridad con los dos detenidos por porte de elementos incendiarios.

1. Un poco sobre el contexto actual en Chile.

Este año 2015 ha estado marcado, entre otras cosas, por lo siguiente:

-el descubrimiento de casos de “corrupción” por financiamientos ilegales de campañas electorales entre empresarios y políticos de todos los sectores. Esto ha confirmado para algunxs lo ya sabido sobre la complicidad entre el poder político y el poder económico, aumentando el descrédito de la elite política pero en ningún caso estos escándalos han sido detonantes de un descontento social generalizado.

– movilizaciones de sectores de derecha, similares a las ocurridas en el periodo previo a la dictadura en Chile: visibilización del grupo neo nazi Partidarios de Chile (PADECHI), cacerolazos “contra la delincuencia” en barrios acomodados y manifestación de latifundistas, propietarios de camiones y algunos de sus trabajadores contra lo que llaman el “terrorismo mapuche”, esta última bajo el formato de caravana desde el sur hasta el centro del país, que fue recibida en Santiago con aplausos desde algunxs ciudadanxs y con rechazo violento desde diversos sectores (mapuches, izquierdistas de diverso origen, antifascistas, etc.)

– detenciones de compañeros por lucha callejera y aumento de penas por porte y uso de artefactos incendiarios, dejando a varixs compañerxs en prisión preventiva.

2. Compartiendo la calle con otrxs, pero marcando una distancia de fuego con el reformismo izquierdista: presencia anárquica en marcha por víctimas de la Dictadura.

La noche del 11 de septiembre, día en que hace 42 se inició una sangrienta Dictadura, los suburbios de la ciudad se llenan de barricadas y enfrentamientos con la policía. Un carabinero fue herido de bala.

Posteriormente, en la marcha que conmemora a las víctimas de la Dictadura, realizada en la ciudad de Santiago el domingo 13 de septiembre, lxs anarquistas/antiautoritarixs, como en otras manifestaciones solemos ocupar la calle en una marcha que convoca principalmente a una variedad de movimientos izquierdistas de carácter autoritario y reformista.

La manifestación de este año estaba compuesta por una masa variopinta de manifestantes, ciudadan@s, familiares de detenidxs desaparecidxs y ejecutadxs en Dictadura, miembr@s de los partidos de gobierno (Partido Comunista y Partido Socialista), miembr@s antifascistas de barras bravas, policías de verde y de rojo, banderas rojas, rojas y negras, siglas por montones y algunos militantes de organizaciones de extrema izquierda posando encapuchados para las cámaras promocionando las siglas de su organización.

En medio de todo esto, un espectáculo bastante penoso fue el de grupos izquierdistas que modificaban consignas propias del anarquismo antifascista e insurreccional para difundir las propuestas de sus organizaciones vanguardistas y con aspiración de poder, aquellas que buscan crear nuevas sociedades con ellos mismos a la cabeza. Así, el grito “Guerra social, contra el Estado y el Capital” fue travestido por la “Izquierda Libertaria” (neo comunistas) en “Crear poder popular, contra el Estado y el Capital”, mientras que la histórica consigna “Alerta fascista, que todo el territorio se vuelva anarquista”, fue transformada por las “Juventudes Guevaristas” en un patético “Alerta fascista, que todo el territorio se vuelva guevarista”. Al carecer de discurso y práctica confrontacional estas organizaciones coquetean con consignas radicales pero quitándoles su sentido original antiautoritario e insurreccional.

Por lo mismo, es importante que nuestro discurso y nuestra práctica radical de lucha contra el poder se haga evidente y palpable para no confundirnos con el victimismo ni mimetizarnos con las ideas de otr@s que se distinguen de nosotrxs por su reformismo, verticalismo y sus aspiraciones de poder.

En el caso de la manifestación en cuestión, la presencia anárquica, siempre minoritaria -pero esta vez aún más minoritaria- se materializó en propaganda y acción insurrecta, difundiendo volantes contra la dictadura y la democracia, en memoria y solidaridad con nuestrxs compas asesinadxs y encarceladxs por la democracia, gritando consignas de guerra, destrozando la infraestructura capitalista presente en la ciudad y prendiendo fuego bancos y casetas de seguridad municipal.

Creemos importante esta presencia, pero junto a esto, es importante desplegar también nuestra capacidad autónoma de acción agitando con nuestras ideas y generando ataques a la normalidad del orden impuesto sin necesidad de esperar las convocatorias hechas por otrxs, decidiendo nosotrxs mismxs dónde y cuándo atacar.

3. Solidaridad con Claudio y Fabián, detenidxs y en prisión preventiva tras los disturbios.

Una veintena de detenidxs dejó la marcha por diversos desórdenes. Sin embargo el compañero Claudio Valenzuela y el estudiante universitario Fabián Durán fueron acusados por porte de elementos incendiarios y quedaron en prisión preventiva, siguiendo lo establecido en la reforma a la ley de control de armas hecha por el gobierno socialdemócrata de Michel Bachelet. Tales modificaciones buscan castigar a lxs insurrectxs e inhibir la acción incendiaria revolucionaria esparciendo el miedo al elevar las penas contra quienes sean detenidxs portando bombas molotovs u otros artefactos incendiarios/explosivos.

La justicia del poder decretó 45 días de prisión preventiva mientras dure la investigación.

Que la solidaridad insurrecta sea parte de la agudización de la lucha contra el poder a través de la acción multiforme. Acompañemos y apoyemos en todos los sentidos  a nuestrxs compas en prisión, pero sin que nuestro quehacer se transforme únicamente en el apoyo a lxs presxs sino que propagando la agitación anárquica, incluso más allá de lo estrictamente anticarcelario, pues la prisión es parte de un orden social autoritario que debemos atacar de manera integral.

¡Solidaridad con Claudio, Fabian y todxs lxs presxs por lucha callejera y por tomar parte activa en la lucha contra la dominación!

¡Ni poder burgués ni poder popular!

¡Ni jefes, ni siglas, ni dirigentes!

¡Autoroganización y ataque en autonomía y horizontalidad contra toda forma de autoridad!

Algunxs encapuchadxs antiautoritarixs.
Septiembre 2015.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: