Deja un comentario

7.000 personas confluyen en Sants en el tercer día de protestas por el desalojo de Can Vies

Luces azules, policiales, reflejadas en el asfalto mojado de la calle de Sants. Correderas y furgones de los Mossos arriba y abajo. Y entre las sirenas y los sonidos de las salvas, Lluís Llach. ‘L’EStaca’ i ‘La Gallineta ha dit que no, visca la revolució’ como banda sonora de la protesta que, por tercer día consecutivo, ha incendiado este barrio barcelonés tras el desalojo de Can Vies decretado por el Gobierno de Xavier Trias. Durante la protesta, un vecino hacía sonar las canciones desde un balcón cercano a las Cotxeres.Imagen

Esta escena se ha visto este miércoles en Sants, y refleja que Can Vies ya no es sólo Can Vies. Es un símbolo de algo más, de un descontento más profundo, y ha desatado una ola de solidaridad que este miércoles se ha extendido desde Sants a toda Barcelona y a otras ciudades donde se han convocado manifestaciones multitudinarias. Muchas de estas han confluido en la plaza de Sants, donde se han reunido 7.000 personas que han marchado hasta la sede del distrito hasta que la policía ha cargado contra el grupo que causaba disturbios en la cabecera, pero también contra el resto de manifestantes. Ha sido el toque de inicio de unos enfrentamientos que, una noche más, han incendiado todo el barrio. Y que han causado diversos heridos, entre ellos una personas herida en el ojo que asegura que ha recibido el impacto de un proyectil lanzado por los Mossos d’Esquadra. La víctima no ha perdido la visión.

Apoyo de barrios y ciudades

Ha sido a las 20h. cuando se han comenzado a reunir gente en la Plaça de Sants -mientras la policía cerraba las paradas demetro de Plaça de Sants y Hostafrancs y una parte de la estación de Sants. A la misma hora, en diversos barrios de Barcelona y en varias zonas del área metropolitana de Barcelona se comenzaban a formar las diferentes columnas, que más tarde llegarían al centro de Sants para unirse al resto de la manifestación.

Antes, cerca de unas 3.000 personas ya llenaban la Plaça de Sants y a las 20.30h comenzaba una cacerolada, que se ha mantenido de forma intermitente mientras iban llegando las columnas. Una de las primeras en llegar ha sido la del barrio de Sarrià-Sant Gervasi. Unas 50 jóvenes de la Asamblea de Joves del barrio llagaban por le calle Joan Güell con una pancarta de apoyo a Can Vies. Poco después, cerca de 300 personas procedentes de L’Hospitalet, Cornellà y otros lugares del Baix Llobregat bajaban por la calle Olzinelles y entraban en la Plaça de Sants entre aplausos y gritos de “a-anti-anticapitalista”. Mientras tanto, las diferentes columnas ya se dirigían a la Plaça de Sants, no sin incidentes. En Horta-Guinardó por ejemplo se ha quemado una furgoneta de la TMB. En Poble Sec y Sant Andreu -200 personas- se han cortado tres carriles de Gran Via y la Meridiana respectivamente, tumbando algunos contenedores. Por su parte también se formaron columnas en Les Corts, Grácia -donde se han reunido entre 1.500 y 2.000 personas y se ha lanzado pintura a la sede del distrito-, Eixample, Nour Barris, Ciutat Vella, Clot. Sant Antoni, el Raval y Poblenou, donde también se ha lanzado pintura a la sede del distrito.

Una vez han llegado todas las columnas, se han reunido en la Plaça de Sants unas 7.000 personas. A las 21,30h. ha arrancado la manifestación, que bajo la lluvia se ha dirigido por la calle de Sants hacia la sede del distrito. Antes de llegar, los manifestantes se han encontrado con un fuerte dispositivo policial que no les ha permitido avanzar más. Los Mossos han avisado por megafonía que la manifestación no estaba autorizada para avanzar en dirección al distrito. Pocos minutos después, pasadas las 22h., la policía ha avisado de que procederían a disolver la manifestación. Diversas personas han volcado algunos contenedores. Entonces, después de usar los cañones de sonido y lanzar dos botes de humo, la policía ha iniciado la carga, no sólo contra los que estaban causando los disturbios en la cabecera de la marcha, sino contra todos los ciudadanos que participaban. La manifestación se daba por desconvocada y comenzaban las cargas y los enfrentamientos entre manifestantes y policías.

28 personas detenidas en los enfrentamientos

La Directa ha podido confirmar que una persona ha sufrido el impacto en un ojo de un proyectil esférico. El proyectil ha sido disparado por los Mossos d’Esquadra cerca de la Plaça Osca, según asegura la víctima. Durante la madrugada estaba recibiendo atención hospitalaria. El manifestante no ha perdido el ojo porque las lesiones que ha sufrido no le afectan a los globos oculares. Éste ha sido, posiblemente, el incidente más grave producido en Sants y Badal hasta la 1h., cuando se ha acabado con al menos 28 personas detenidas, que se suman a las dos del lunes y las seis del martes.

Se han visto escenas como las del martes, con disturbios surgiendo en diversos puntos del barrio, como la Plaça Osca o la calle Olzinelles. Este miércoles, el entorno de Can Vies ha permanecido en calma. Hacia las 23h., los disturbios se han concentrado cerca de las Cotxeres de Sants, donde se han incendiado varios contenedores. Uno de ellos amenazaba con darle fuego a la palmera adyacente, y los manifestantes han evitado el peligro remojando la planta. Un rato después, el epicentro de los altercados se ha trasladado a Badal, donde se ha podido ver a policías de paisano en motos sin matrícula deteniendo personas en la rambla de Brasil.

Vecinos increpan a la policía

Durante las protestas, se han repetido las escenas del martes de vecinos increpando a la policía y haciendo sonar cazuelas en solidaridad con los manifestantes desde los balcones. Uno de estos vecinos ha llegado a increpar incluso a los bomberos que han acudido a apagar uno de los contenedores pasadas las 00h. en la calle de Sants. Varias decenas de encapuchados, desde la acera, han respondido aplaudiendo y gritando “Visca els bombers!” (“¡Viva los bomberos!”), hasta que una furgoneta de antidisturbios ha aparecido y los agentes han dispersado a los solidarios con los bomberos.

En Sants, los altercados han acabado pasada la medianoche, en el tramo de la calle de Sants que queda inmediatamente al norte de la plaza homónima, con Jordi Arasa y otros agentes de ARRO zurrando a un vecino que salía de su portal. Arasa le ha espetado al menos tres golpes de porra, y seguidamente se ha paseado desafiante en medio de la calle. Poco después, una vez disparadas las últimas salvas para dispersar a los últimos concentrados, la policía se ha retirado.

Por otro lado, esta noche ha sido atacada la sede de CDC en Terrassa, según a asegurado en un tuit en Twitter, que después ha borrado, el secretario de organización del partido y regidor de información en esa ciudad, Josep Rull. “Han cerrado el vidrio del aparador con un contenedor ardiendo”, ha tuiteado Rull.

Actualización: Las últimas informaciones cifran en 30 las personas detenidas la pasada noche en el marco de las protestas por el desalojo de Can Vies. Colectivos de decenas de ciudades han convocado concentraciones de apoyo para esta tarde y mañana. Se puede ver el listado en la página de Facebook ‘Apoyo a Can Vies’.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: