Deja un comentario

EDUCÁRCEL Y REPRESIDIO

Imagen

¿Por qué se quejan ustedes?

¿No han combatido la injusticia?

Ahora ella los derrotó.

No protesten

Bertolt Brecht (1)

 

Mi relación con el tema de la cárcel, la sociedad de control y las instituciones que lo ejercen, ha hecho ineludible la oportunidad de pronunciarme sobre la manera como operan los mecanismos que coartan la libertad.

En este escrito no pretendo aportar más teoría, sino agregarle leña al fuego hasta que se consuma la moral y los principios con que nos encasilla en los recintos a los que el designio social nos confina.

ANTES DE LA CÁRCEL…

Aparecemos a la vida para resultar moldeados por mano ajena y seguimos gateando entre voces que nos conducen desde el exterior y el instinto que nos anima a ser si mismos. En ese debate permanente vamos tomando cuerpo, constituyendo la persona que la sociedad convino disponiendo a continuar fuera de sí consolidándose la adaptación que supone nuestro mejor desenvolvimiento.

Sobre la manera como nos edifican una cultura tan versada como negligente ya que la prioridad de liberar nuestra naturaleza es desplazada por la conformación de sujetos plegables al LEVIATAN dueño del mundo… “Este poder de castigar no es esencialmente diferente del de guiar o educar” (2). Por eso fuimos a la escuela haciéndonos aptos para el servicio, solo que el margen de error existe y aquellos que nos tomamos la lección a pecho hallamos otras cosas entre líneas y al escribir el plan propuesto resultamos como antisociales para quienes se reservan la ignominia, el represidio, locura que de seguir terminará en el manicomio.

Percatados del sórdido que envuelve la normalidad reinante me dio la tarabilla por dudar de todo y halle el estado de acanemia en que mi ser había quedado, fruto del juicio a que me había aplicado, quedando silenciado con énfasis educativo y nombramiento oficial para reproducir la historia.

La parte de mí que nunca se satisfizo con la cultura dominante recorrió caminos contrarios a lo permitido y encontró lugar frente al poder que mueve los hilos de la infamia, sumándole a la marcha de las reclamaciones, esperanzado en que la razón triunfaría, estrellándome de continuo con el inamovible estatus quo hasta caer por el complot que hace doce años me orquestaban. Vine a parar en la cárcel donde el estado espera terminar mi educación para que aprenda de una vez por todas que no hay tierra prometida y que el conocimiento se paga con encieroo si contradice a quienes nos rigen.

LUEGO DE FOUCAULT

Errante en el desierto busque bajo la superficie calmar la sed de verdad y así me halle con otros como yo, bebiendo de otras fuentes para apreciar más claro el mundo. Foucault entre ellos advirtió las estructuras que sostienen la sociedad descontrol y como deambulamos en una orbe tan cínica como primitiva, tan ordenada como desdichada.

Los intríngulis de la sujeción, de las tecnologías del yo, de la sexualidad constreñida, de la clínica, de la prisión, de la locura, dejaron honda huella y aunque traté de pasar por alto lo sabido, algo de mí no ha vuelto a ser el mismo, ahora encuentro por doquier falacias detrás del discurso que nos tiene atados.

“Emprender la historia de lo que ha sido dicho es entonces rehacer en otro sentido el trabajo de la expresión; remontarse desde los enunciados conservados al hilo del tiempo y dispersados a través del espacio, hacia ese secreto interior que los ha precedido, que se ha depositado en ellos y que en ellos se encuentran (en todos los sentidos del termino) relacionados (2).

MÁS ALLÁ DE LA PRISIÓN

El espejismo realidad en que discurrimos nos trae de la lengua trepando torres de palabra adoquinadas con letra muerta. Quise bajarme de la nube y a medida que descendí lo charlado hallamos el lenguaje descompuesto revelándonos como una incertidumbre tramada a pesar del logos.

En un momento curioso de lectura como por arte de las letras los términos mutaron en un absurdo de palabras iniciándome en la desalfabetización de la cultura dominante inscrita en mi ignorancia.

Un cierto calambur abrió la puerta de las significaciones y pude ver más claramente el mal tejido texto de irrealidad que había aprendido. Perplejo en la mentira revelada dure un buen tiempo confundido en medio de los textos sin saber qué hacer con mi descubrimiento… “piensa antes de pensar” recordé a Jerzy Lec. Así que proseguí sin afanes y escuche una melodía de nuevo lenguaje en lo que cotidianamente leía. Las voces sagradas del desconocimiento resultaron negadas por si mismas haciéndose visible el sinsentido y la despistemología.  

Sumido en la alquimia de escrituras el intelectual caído abre la caja de palabras. Con hilos invisibles urde textos teñidos de pigmentos que extrae del conocimiento y cierne y discierne con el pensamiento. Ha hecho acopio de locura con los discursos que hubo de comer por décadas y ahora los vuelve una papilla que abre el apetito de saber destructivo. En su labor metódica trabaja materiales provenientes de sus quimeras, termina su obra y comienza su historia.

Por más que insista el estado en detenernos, los espíritus libres traspasaran las rejas. Solo han logrado desatar mi esquizofrenia, prefiero que mi texto vaya a parar a la letrina y así se esparza en lo hondo de la tierra antes que verlo arrastrado por el retrete de quien consume y deriva como si nada.

“Nuestros cuerpos listos para elevar las anclas

Quieren dejar este inmundo

No soportan la insana connivencia

De cada nuevo suicida” (Anduar)

 

ANDUAR

 

(1)    BRETCH, Bertolt. 80 poemas y canciones. Adriana Hidalgo Editora. 2004. Pág. 92.

(2)    FOUCAULT. Michael. Arqueología del saber. Editorial siglo XXI. 1996. Pág. 205.

(3)    FOUCAULT. Michael. Vigilar y castigar. Editorial siglo XXI. Pág. 309

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: