Deja un comentario

Ante la negligencia del Inpec mueren dos presos de cárceles de Pamplona

Imagen

“Los presos recluidos en la Prisión de Pamplona-Norte de Santander, denunciamos y ponemos en conocimiento la grave situación al interior de la cárcel donde los hostigamientos, atropellos e incitaciones por parte del personal de guardia del INPEC contra los presos se hacen de manera frecuente siendo el maltrato verbal y físico es el pan de cada día.


Las medidas represivas de la guardia han generado desespero en toda la población privada de la libertad, sintiéndonos impotentes, sin que nuestros reclamos sean atendidos oportunamente por parte del Estado colombiano; por eso solicitamos a las autoridades de control y ONGs defensoras de Derechos Humano atender la siguiente:
DENUNCIA
El día 22 de agosto de2013, siendo aproximadamente las 6:50 p.m. se presentó una conflagración en la planta tres, pasillo dos, celda No. 2 en la que se encontraban recluidos los presos ELKIN JULIAN PALOMINO ALFONSO Y XAVIER GARCIA HERRERA quienes resultaron con quemaduras graves entre el 80 y 90% en su cuerpo.
Los prisioneros iniciamos a pedir desesperadamente la presencia del personal de guardia para que acudieran a prestar auxilio a los compañeros. Los gritos y golpes a las rejas parecían no ser suficientes, por lo que tocó dañar algunas rejas (puertas) por parte de los mismos internos para salvaguardarnos del intenso humo que invadía todo el pasillo y nos asfixiaba.
Habían pasado unos 15 a 20 minutos cuando se hicieron presentes unos guardianes con un extintor el cual fue insuficiente y tardío, pues nuestros compañeros de prisión ya estaban muy quemados y en condiciones muy lamentables.
El Sargento TORRES JHON FREDY de la guardia al momento de su ingreso entró en choque con los interno; parecía molesto porque tuvimos que recurrir por nuestros propios medios a proteger la vida de quienes se ahogaban con el humo.
El señor LUIS EDUARDO PEÑA PEÑA –Subdirector- de la cárcel de Pamplona se hizo presente la noche de los hechos como a eso de las 9:00 p.m. en estado avanzado de embriaguez, para pedir que nos encerráramos, con el compromiso de que al día siguiente en horas de la mañana se haría presente con el señor Coronel JOSE ANTONIO ESPINOSA GRANADOS-Director de la Cárcel, como si se tratara de un privilegio.
Valga denunciar y advertir, que cuando se presento la emergencia, no existía guardia disponible o suficiente en servicio para atender la calamidad. Para verificar esta situación consideramos necesario que se tengan en cuenta los registros de minutas, material fílmico y se tome testimonio de auxiliares de la guardia y personal de internos.
El día 23 de agosto de 2013 la Administración de la cárcel convoco a una reunión en la que solo permitieron la presencia de 25 reclusos y en la que los auxiliares de la guardia se lo pasaron filmando las intervenciones de quienes intervenimos para solicitar se aclararan los motivos de la demora en la atención de los compañeros quemados y porque no se acudió oportunamente a nuestro llamado. En ese mismo orden, solicitamos la presencia de las diferentes autoridades como fiscalía, personería, procuraduría, defensoría del pueblo y Cruz Roja para presentar las respectivas quejas, demandas y reclamos, pero la Dirección y el sargento TORRES JOHN FREDY se niegan a que estas autoridades ingresen hagan presencia y participen. Aquí, en este punto, consideramos de suma importancia que se verifique cuántos ingresos registra el señor personero en este año a las instalaciones de la Cárcel y en cuántos eventos de estos se ha reunido con los interno.
La represión por parte del Coronel JOSE ANTONIO ESPINOSA GRANADOS-Director y del sargento TORRES JOHN FREDY de la guardia INPEC-Cárcel de Pamplona es tan grave, que no permiten ni facilitan que los presos presentemos nuestros escritos de denuncia de manera directa ante las autoridades competentes, con el agravante de que la oficina jurídica de esta prisión no recibe ni da tramite a este tipo de documentación. Los funcionarios de Policía Judicial tampoco han garantizado sus servicios para tomar las denuncias que los internos queremos presentar.
Las inhumanas condiciones en las que nos somete el personal de guardia y administrativos de la cárcel de Pamplona, el trato discriminatorio que recibimos por parte del personal de custodia y los insultos permanentes en los que se nos advierte que si seguimos exigiendo derechos y reclamando condiciones mínimas de respeto, nos hará merecedores a un trasladado de prisión y esa situación es un abierto chantaje para burlarse de nuestra condición y continuar con las flagrantes violaciones a nuestros Derechos Humanos.
Este tipo de hechos ha venido desatando una serie de problemas al interior de la prisión, pues las incitaciones constantes por parte de los guardianes generan estos conflictos que desestabilizan la convivencia interna y últimamente se han venido dando los resultados por la guardia esperados, como la riña que se propicio el día 14 de julio de 2013, donde se tranzaron en pelea un grueso número de internos donde salieron heridos diez (10) internos y posteriormente fueron trasladados.
A inicios de Agosto de 2013 murió un interno en su celda luego de que durante la noche reclamara atención médica, pero no fue asistido y murió sentado en el piso de la celda recostado al camarote después de que el día anterior un médico dictaminara que no tenia enfermedad grave. En esta posición fue encontrado en la madrugada cuando se registraba la contada. ¿Quién fallo, el médico o la guardia?. No lo sabremos.
Ahora debemos registrar con profunda tristeza otro hecho nuevo que nos causa dolor y tememos por lo que pueda seguir pasando con cada uno de nosotros, pues al parecer, ni la Dirección Nacional del INPEC, ni la Dirección Regional Oriente INPEC – Bucaramanga, se quieren dar por enterados sobre las anomalías y atropellos que la guardia viene cometiendo contra la población reclusa, donde manifestamos nuestro inconformismo ante la omisión y nula acción de los entes de Vigilancia y Control sobre las irregularidades, anomalías y violación de Derechos Humanos que se vienen cometiendo de manera permanente contra los presos recluidos en la prisión de Pamplona.
Señor GUSTAVO ADOLFO RICAURTE ¿Cuántos muertos o quemados debemos poner para que se abra una investigación profunda sobre cuál es la cruda realidad que se está presentando en la Cárcel de Pamplona?.
No perdamos de vista que uno de los presos quemados se encontraba a tan solo 20 días de obtener su libertad. Además, siendo la Cárcel de Pamplona de mínima seguridad, el señor Director y los miembros de la Junta de Evaluación y Tratamiento se niegan a clasificar a los internos según su perfil: -tipo de condena, -edad, -clasificación en fase de seguridad, perfil psicosocial y enfermos mentales o psicoactivos.
Por último, hacemos un llamado URGENTE al Señor Procurador del Norte de Santander, al Defensor Regional de Pueblo, a la Personería del Municipio de Pamplona para que se hagan presentes en la Cárcel y atiendan las quejas y denuncias de los prisioneros.
Invitamos a las Organizaciones Sociales, a la Fundación Comité de Solidaridad con los Presos Políticos, al Equipo Jurídico Pueblos y ONGs defensora De Derechos Humanos para que nos brinde su acompañamiento y se solidaricen con nuestras luchas.
Agosto 23 de 2013.
PRESOS POLÍTICOS Y PRESOS SOCIALES
CÁRCEL DE PAMPLONA (NORTE DE SANTANDER)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: