Deja un comentario

Lausana: Entrevista con el colectivo Loc(A)motive

Sigue un entrevista con varixs participantes en la okupa Loc(A)motive que fue posible gracias a los encuentros contrainformativos en Lausana. Desde el 8 de abril, Loc(A)motive está bajo amenaza de desalojo y lxs okupas están organizando la defensa de la casa. Así que este podría ser un buen momento para apoyarlxs de la mejor forma que veas.

Lausanne-Locamotive

Contra Info: ¿Qué es Loc(A)motive?
Loc(A)motive: Es un colectivo compuesto por las personas que viven en la casa okupada de Chasseron, 1 (Lausana), así como las personas involucradas en las actividades del espacio. Ahora mismo, viven 15 personas en la casa y otras 10 también participan de diferentes maneras. El edificio es un antiguo colegio español, propiedad del Estado español.

C: ¿Cuándo dio comienzo el proyecto de okupación?
L: El 21 de septiembre de 2012

C: ¿Nos podéis contar más sobre los primeros días del proyecto?
L: La noche en que entramos al edificio éramos unas treinta personas y lo primero que hicimos fue barricar la casa de arriba a abajo, por si la madera nos quisiera desalojar. Esa misma noche, la madera llegó con dos o tres coches patrulla después de la llamada de un vecino. De hecho, la madera simplemente echó un ojo y luego se marchó.

C: ¿El espacio permaneció barricado más tiempo?
L: Las barricadas estuvieron casi dos meses. Había gente en grupos continuamente comprobando la zona en caso de que la policía viniera e intentara identificar a lxs okupas. Lo hicimos porque, normalmente, cuando el propietario de una casa okupada se queja a la policía, estos suelen venir y comprobar la documentación para entregarlas a un juez e iniciar un juicio. Y eso era algo que queríamos evitar a toda costa, también para ganar más tiempo. Un mes más tarde, la policía volvió a hacer apareción, pero nos negamos a darles ningún dato personal. Anunciaron que estábamos obligadxs a asistir a la audiencia, cosa que no hicimos. Dos semanas después, nos volvieron a convocar para una audiencia, que también ignoramos. La tercera notificación que recibimos explicaba que, como habíamos ignorado el procedimiento, el juez vendría a la okupa con el resto de los miembros de la sala y los representantes del llamado propietario legar. Después de una larga reunión en la casa, al final decidimos que aceptaríamos realizar el juicio dentro de Loc(A)motive.

C: ¿Por qué aceptasteis ir a juicio?
L: El debate fue largo, con muchas posiciones diferentes. El colectivo decidió aceptar un juicio en la casa, principalmente, por un miedo generalizado a que, si nos negábamos, muy probablemente la perderíamos.

C: ¿Qué pasó durante el procedimiento?
L: Antes de nada, hay que decir que había ciertos parámetros que definían nuestra decisión de aceptar un juicio en la casa. El juez solo tendría acceso a los espacios públicos de la okupa, es decir, los dos primeros pisos y el sótano. Nos pusimos en contacto con un abogado al que considerábamos de confianza y nos dijo que su honorarios serían por donación libre. Preparamos un archivo detallado que probaba que el edificio era apropiado para vivir en él y contraatacamos los argumentos falsos del abogado de la embajada española. Aun así, nuestro abogado no resultó ser tan de confianza como habíamos pensado. Un día antes del juicio nos anunció que abandonaría el caso. Para empezar, nunca fue nuestro abogado oficialmente, porque nunca se puso en contacto con las autoridades.

Para preparar el día del juicio, realizamos un llamado abierto a las personas que conocíamos para que asistieran al procedimiento en solidaridad. Tanto la gente de Loc(A)motive, como lxs solidarixs que vinieron íbamos vestidxs con disfraces raros y provocativos, escondiendo de diferentes maneras las características físicas especiales. Los sentimientos que tuvimos durante el juicio fueron contradictorios. Por un lado, había personas comiendo como si de una cena colectiva cualquiera se tratara, mientras que otrxs estaban agobiadxs porque ya no contábamos con la ayuda de un abogado. En realidad, no había una línea estratégica definida por parte de las personas que forman parte del colectivo. Habíamos gastado toda nuestra energía en arreglar las cosas con el abogado que, al final, no apareció. Más tarde, nos dimos cuenta de que centrarnos en el abogado fue muy mala idea. A la hora del juicio, no habíamos conseguido tener una línea común clara como colectivo. Aunque habíamos decidido permitir el acceso solo a los espacios públicos, cuando el juez nos amenazó con continuar el procedimiento sin nosotrxs si no le mostrábamos el resto de la casa, muchxs cambiaron de opinión y lo aceptaron. Hubo solo una parte del último piso que no fue violada, gracias a la iniciativa de algunas personas de dejarla cerrada.

Al final, después de una charla entre el juez, los representantes del Estado español y algunxs miembros de Loc(A)motive,  el magistrado anunció que podíamos permanecer en la casa hasta el 8 de abril de 2013, fecha en que el Estado español tenía planeado vender el edificio. Si, por alguna casualidad, la venta no tuviera lugar, dijeron que nos podíamos quedar más. De hecho, desde el 8 de abril, nos encontramos ante una amenaza de desalojo. Por su puesto, no hay firma de acuerdo por nuestra parte ni se facilitaron nuestros nombres a las autoridades. Así que, legalmente hablando, creemos que se trata de un procedimiento nulo.

C: ¿Qué pasó después del juicio?
L: Nos centramos en nuestros distintos proyectos y en mejorar la infraestructura dentro del edificio. Hoy, tenemos varios proyectos en funcionamiento. Todos lo viernes, tenemos un almuerzo vegano público, que solemos completar con discusiones, presentaciones o la proyección de una peli. Todos los domingos, en la misma sala, se hace una cafeta de puertas abiertas. Hay una tienda gratis con un montón de ropa y otras cosas abierta a todo el mundo en todo momento. También ha encontrado su espacio, en el primer piso, una biblioteca con cientos de libros de diferentes temáticas, junto a un infoquiosco con numerosos fanzines y panfletos. En la misma planta, organizamos una sala infantil con muchos juguetes. Los lunes, se reúnen refugiadxs o sin papeles —o personas que se clasificarían en ‘protección de civiles en conflicto armado’— para hablar sobre migración o escribir sobre sus experiencias vitales en este sistema racista y ser clandestinx. Los martes, se realiza una escuela de idiomas autónoma. El espacio para dormir está en el segundo piso. Ahora, tenemos espacio para unas 10 personas, pero seguimos trabajando para crear un espacio mayor. A parte de eso, tenemos una sala reservada para trabajo creativo, con una mesa de dibujo profesional, material para coser y un montón de colores para pintar.

Muchxs de nosotrsxs necesitamos algo de tiempo sin pensar en una evacuación, pero hace unos días empezamos a organizarnos para formar una resistencia concreta contra un desalojo. En este contexto, muchas personas están motivadas para ir a otros lugares y dar una presentación de nuestra situación y estrategia. Quienquiera que esté interesadx en saber más se puede poner en contacto con nosotrxs para más información. También podemos organizar una reunión informativa en otra ciudad, si hace falta.

Solidaridad con los espacios liberados, en todas partes
Binz sigue Binz (Zúrich)
Köpi se queda (Berlín)
Liebig 14 no se olvida (Berlín)
Ni un solo día sin centros autónomos.

Datos de contacto:
Squat la Loc(A)motive
locomotive[at]riseup.net
Chemin du chasseron 1
1004 Lausanne
Suisse/Suiza

Tomado de: http://es.contrainfo.espiv.net/2013/05/18/lausana-entrevista-con-el-colectivo-locamotive/#more-15719

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: