Deja un comentario

Pronunciamiento Autoridades Indígenas del Territorio Ancestral SAT TAMA KIWE.

Denuncia Nacional e Internacional de violación a los Derechos Humanos y al Derecho Internacional Humanitario por el cruel homicidio de un comunero a manos del ejército Colombiano brigada 29 en el Territorio Ancestral SAT TAMA KIWE Municipio de Caldono Cauca, Colombia.


Es realmente preocupante y confusa la doble moral del gobierno colombiano que habla de la seguridad, pero que incita la guerra y ordena a su fuerza pública que ataque a la población civil, como lo ordenaron el presidente Santos y el Ministro de Defensa el día de 17 de julio de 2012 por los diversos medios de comunicación para que las fuerzas Militares actuaran violentamente en “legítima defensa” frente a las supuestas agresiones de la comunidad indígena.
Como es sabido, los pueblos indígenas solo portamos bastones de mando que representan nuestra autoridad y resistencia civil dándose una total desproporcionalidad frente a la fuerza pública quienes atacan con fusiles, granadas entre otros explosivos, siendo obvio la inexistencia de la eximente responsabilidad penal llamada legítima defensa.
Como consecuencia de las órdenes del gobierno colombiano el ejército nacional – brigada
No. 29 el día 18 de julio de 2012 en horas de la mañana asesina al comunero Eduar Fabián Guetio Basto perteneciente al Cabildo Indígena de la Laguna Siberia, cuando transitaba por su territorio cerca de su residencia en la vereda Crucero El Rosario.
Con indignación y dolor, vemos como en los medios de comunicación se publican de manera insistente, imágenes de un soldado llorando indignado porque le echaron tierra y lo empujaron pero no se muestra el rostro desfigurado del comunero asesinado por el ejército colombiano, ni mucho menos el dolor de su familia y de su comunidad por la magnitud de este hecho irrepudiable.
El accionar legítimo de los pueblos indígenas del Cauca esta soportado por los instrumentos legales Nacional e internacional, convenio 169 de la OIT, que ratifico el estado colombiano a través de la ley 21 de 1991, sentencia T 025, auto 004 de la corte constitucional y el bloque de constitucionalidad vigente que reconocen los derechos que el estado pretende desconocer, con lo cual existe un estado de necesidad total que obliga a las comunidades indígenas a salvaguardar la vida y la pervivencia como pueblos.
En contravención a lo anterior la fuerza pública y demás actores armados invaden los territorios indígenas, sitios sagrados, ocupan bienes civiles y asesinan a comuneros indígenas según ellos por “error” y sin intención, violando así la totalidad de los derechos y obligándonos a vivir una guerra que no es nuestra. Señalándonos de guerrilleros, cuando hemos sido nosotros mismos los que hemos realizado labores humanitarias como la de finales del año 2011, donde la guardia indígena y la comunidad de los seis resguardos de Caldono, arriesgando la vida, ingresamos a un cerro minado de explosivos para rescatar el cuerpo de un soldado olvidado y abandonado por el propio ejército, trayéndolo y entregándolo a la fuerza pública. Olvidan que nuestras comunidades rescataron a varios policías de las manos de los grupos guerrilleros en la primera acción de resistencia civil en el Cauca, la erradicación de cultivos ilícitos, el rescate de un secuestrado internacional, acciones humanitarias innumerables que los pueblos indígenas de Colombia hemos realizado en favor de la paz.
Cansados de tantos atropellos y desarmonización de nuestro territorio hemos fijado un ultimátum de 3 días para el retiro voluntario de la fuerza pública y demás actores armados de nuestro territorio y hacemos un llamado al gobierno Colombiano para facilitar los medios y espacios para la construcción colectiva de un proceso desde la sociedad civil.
Reclamamos la garantía de la protección de los derechos humanos y del derecho internacional humanitario, la reparación, no repetición, verdad y justicia frente a hechos como el asesinato de Eduar Fabián Guetio Basto, donde la guardia indígena y la comunidad actuaron de manera inmediata para verificar los hechos teniendo como respuesta de los militares disparos intimidatorios Denunciamos igualmente la presencia de dos infiltrados vestidos de civil pertenecientes a la tercera brigada del ejército, que fueron sorprendidos tomando fotos y grabaciones de los líderes indígenas con fines desconocidos.
Exigimos que se haga justicia a través de la jurisdicción ordinaria, en razón de que no queremos a estas personas en nuestro territorio, es por ello que luego de esclarecer los hechos, identificar al soldado homicida y reconocer la responsabilidad del ejército nacional en plaza pública ante la comunidad los soldados implicados fueron entregados al Mayor San miguel de la brigada 29 en presencia de la defensoría del pueblo, personería municipal, organismos de derechos humanos y alcalde municipal.
Por otra parte rechazamos las declaraciones realizadas por el señor Luis Evelis Andrade representante de la ONIC y del senador Marcos Avirama, en la entrevista presentada por el canal caracol los días 18 y 19 de julio de 2012 ya que a pesar de ser dirigentes, desconocen la situación actual que vivimos los pueblos indígenas del Cauca y por lo tanto sus apreciaciones no representan la realidad de este territorio.
Finalmente convocamos a una comisión de observación y verificación internacional permanente en la garantía de los derechos individuales, colectivos y del territorio.
AUTORIDADES INDIGENAS DEL TERRITORIO ANCESTRAL SAT TAMA KIWE DE
CALDONO 18 DE JULIO DE 2012

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: