Deja un comentario

Tecnologías para la contra-insurrección: Micro-UAV para las operaciones militares y de policía en ambiente urbano

Como está previsto por las doctrinas contra-insurreccionales y por las operaciones militares en el ámbito urbano elaboradas por lxs analistas de la Alianza Atlántica, los sistemas UAV (Vehículos Aéreos No tripulados) de dimensiones reducidas para poder ser transportados en el interior de una mochila, se están difundiendo a velocidad exponencial entre las fuerzas militares y las fuerzas de policía de muchos Estados.


El primer sistema de este tipo en ser ampliamente empleado es el RQ-16A T-Hawk,  desarrollado por Honeywell en colaboración con la DARPA (Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada en Defensa).
Este pequeño vehículo-espía ya ha sido usado por la empresa TEPCO (Tokyo Electric Power Corporation) para observar desde arriba la central nuclear de Fukushima, pero ya había sido ampliamente utilizado en Iraq y en Afganistán, sobretodo en el ámbito anti-IED (Artefactos Explosivos Artsanales). El RQ-16A pesa 8 kg y mide 53,68 cm de longitud y 58,41 cm de altura y por tanto es fácilmente transportable en una mochila. Puede volar en presencia de viento hasta a 27 km/h y tiene una autonomía de 45-50 minutos, con un radio de acción de con 8-10 km. Puede ser usado para ver el interior de un edificio a través de una ventana, pero no puede entrar por no estar dotado de un sistema anticolisión y ser muy ruidoso a causa de su motor a explosión, pudiéndose oír en vuelo hasta a una distancia de 2 km. Este sistema ha captado el interés de la policía del estado de Florida, visto que la municipalidad de Miami ya ha adquirido un par para su propia división antidisturbios.

Algo más silencioso y adaptado a las operaciones en ambiente urbano es el Scout, desarrollado por la canadiense Aeryon Labs. Este micro-UAV pesa solo 1,3 kg y está compuesto de 4 motores eléctricos que lo hacen extremadamente silencioso, operando sobretodo de noche gracias al uso de una cámara térmica estabilizada sobre dos asas. El sistema ha sido concebido para ser usado incluso por personal inexperto después de una brevísima sesión de adiestramiento. Su deber en el campo ocurrió con las fuerzas rebeldes en Libia, donde fue usado para misiones de reconocimiento nocturno. Particularmente peligroso por su escaso ruido, por sus dimensiones reducidas y por la capacidad de volar de noche, el Scout mide cerca de 80 cm, dispone de una autonomía de cerca de 20 minutos y puede operar hasta a 3 km de distancia incluso con viento de 50 km/h.

Quien tiene capacidad de espiar y penetrar en ambientes cerrados es el AR100B de la alemana AirRobot, ya experimentado en Afganistan en contextos urbanos. Para evitar el riesgo de daños por colisión en lugares estrechos, los rotores están protegidos por una especie de parachoques que mantiene el diámetro del UAV a 1 metro. La batería recargable garantiza una autonomía de casi 30 minutos y el radio de acción del aeroplano está limitado a 1,5 km.

Los UAV de Finmeccanica* para las fuerzas de policía

Desarrollado por Selex Galileo, el Drako es un sistema pequeñísimo de 70 cm de diámetro y de un peso inferior a 2 kg. Opera hasta a 5 km de distancia de quien lo pilota y tiene una autonomía de 30 minutos con una velocidad máxima de 45 km/h. La empresa lo propone como sensor electro-óptico adaptado para el día y la noche y está dotado de un sistema automático anticolisión que les impide acercarse a menos de dos metros de un obstáculo, cosa que lo hace apto para poder espiar incluso volando en el interior de edificios.

Más pequeño y compacto es el Spyball (el nombre es indicativo de las tareas de este micro-UAV), desarrollado a finales del 2011 por la UTRI s.p.a. (controlada por Finmeccanica). El Spyball tiene un peso de 1,7 kg y mide solo 35 cm de diámetro y 40 cm de altura, pesa 8 kg, puede ser transportado tranquilamente en el interior de una mochila y está adaptado para realizar su misión de control tanto de día como de noche. Es muy silencioso porque está propulsado por un motor eléctrico y esta característica, sumada a las reducidas dimensiones del aeroplano, lo hacen casi invisible. Sus dimensiones lo hacen prácticamente perfecto para el trabajo en lugares urbanos y para la monitorización de las manifestaciones. Selex Galileo lo dota también de un sistema de guía adaptado al vuelo en lugares cerrados y en el interior de edificios. Este UAV se mueve a una velocidad máxima de cerca de 22 km/h con una autonomía de 30 minutos y puede operar hasta a una distancia de 12 km de quien lo guía.

También el ASIO (siempre desarrollado en el último año por UTRI s.p.a.) tiene prestaciones y características similares al Spyball, pero está pensado sobre todo para misiones en lugares urbanos denominados “Hover and stare” (literalmente: “planear y mirar”). En este caso el micro-UAV se hace poner en un punto elevado (sobre un techo, por ejemplo) de modo que pueda continuar observando la zona de interés por un periodo de tiempo mucho más largo respecto de la autonomía de vuelo, hasta 4 horas.
Estos tres sistemas de Finmeccanica están disponibles en el mercado dentro de poco, y no sería extraño pensar en su próximo uso por parte de las fuerzas de policía del estado italiano.

*ndt: Segundo grupo industrial italiano que desarrolla actividades en los sectores de Sistemas de Defensa, Aeronáutica, Energía Nuclear o Electrónica de Defensa, entre otros, y últimamente muy en boga por el tiroteo que sufrió uno de sus consejeros delegados (Roberto Adinolfi) a manos del Nucleo Olga FAI/FRI

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: